martes, 29 de noviembre de 2016


Tienes 6000 amigos en Facebook. Entre ellos tienes escritores, amigos, familiares, músicos, compañeros de trabajo, jefes... Pero cuando entras en la pestaña Inicio, te das cuenta de que eso es un follón como la copa de un pino. ¡No hay Dios que se aclare ahí! Se te mezclan publicaciones de amigos tuyos pasándoselo pipa en una discoteca, tu jefe comiendo con la familia, el escritor de turno publicitando su novela... ¿Y si te dijera que puedes tenerlo todo ordenadito? Igual que con las listas de Twitter, pero en Facebook.

Esta es una opción poco conocida de la Red Social de Mark Zuckerberg. A lo mejor es porque está tan escondida que no hay manera de encontrarla a menos que alguien te la cuente. ¡Anda! ¡Ese alguien soy yo!

¿Vamos a ello?

Configurando la lista personalizada

En la Pestaña de Inicio mira en la columna de la izquierda. Tenemos las Páginas, los grupos... Hay una opción que es amigos. Cuando pones el ratón encima te sale un botón que pone Mas. ¡Pincha ahí!


Una vez entres ahí, te saldrá una lista de "listas" ya prefijadas como pueden ser las de Mejores amigos, familiares, el área donde vives... Justo arriba tienes un botoncito que pone Crear nueva lista. Pues nada, le das ahí y a crearla. Fácil ¿no?


Ahora solo tienes que ponerle un nombre a la lista, añadir a los contactos que quieras meter en ella  y ¡voila! ¡Ya tienes una lista creada! Para ver las publicaciones de esa lista solo tienes que pinchar en la columna de la izquierda de antes (donde pone amigos) y te salen todas las listas que hayas creado. También puedes ponerlas en favoritos pinchando en la rueda de engranaje que hay junto a cada lista y dándole a Añadir a favoritos.

¿Qué más podemos hacer con las listas de Facebook?

Hay una opción que no tiene Twitter, pero que Facebook sí, y me gusta mucho. Cuando escribes una publicación en tu muro, te da la opción de compartirla solo con la lista que tú quieras. Imagina que has salido de fiesta un domingo y al día siguiente tienes que trabajar a las 8 de la mañana. Te haces una foto con ojeras, una copa en la mano y mirándole el escote a una que pasaba por allí. Estarás conmigo en que no es la mejor foto para compartir y que la vea tu jefe ¿verdad? 

¡Pues no pasa nada! Cuando vayas a subir la foto compártela solo con la lista de personas que SÍ pueden ver esa foto. ¿Cómo hacemos eso? Pues vamos a ello.

Cuando vayas a publicar la foto fíjate en el botón que hay junto al de Publicar, que pondrá Público. Esa es la opción por defecto de Facebook que significa que eso lo verá todo el mundo, te siga o no en Facebook. Pero si le das a ese botón, se te abre un deplegable que te da a elegir entre Público (lo ve todo el mundo), Amigos (solo tus amigos de Facebook) o Solo yo (que lo ves tú nada más). Justo debajo de todo eso pone Más opciones. Le das ahí y... ¡Magia! Te sale una lista con tus listas (valga la redundancia). Ahora solo tienes que seleccionar con qué lista quieres compartir y ya está. Puedes beber y mirar todos los escotes que quieras, que tu jefe no se va a enterar. 


¿Para qué usar las listas de Facebook?

Aparte de lo que he dicho un poco más arriba, las listas de Facebook podemos usarlas para temas un poco más serios. Por ejemplo, si eres escritor, puedes crear una lista con tus lectores, aquellos que leen tus libros y están deseando que saques el siguiente. De estas manera los tienes controlados y no te pierdes ninguna de sus publicaciones, lo que aumentará el engagement con ellos. O una lista con otros escritores, de gente que reseñe, editoriales....

Así lo tendrás todo ordenadito, no te perderás publicaciones y tu muro no será un infierno.

¿Te ha gustado la entrada? Si ha sido así, no dudes en compartirla en tus Redes Sociales. Me harás muy, muy feliz.




martes, 22 de noviembre de 2016

¿Qué es el SEO?


En la entrada anterior os conté cómo realizar un Plan de Medios Sociales para tu promoción como escritor. Uno de los elementos más importantes en todo PSM es el blog y para promocionarlo no debemos centrarnos únicamente en compartir entradas en nuestras Redes Sociales. Tenemos que conseguir que nuestro público objetivo llegue a nuestro blog (o web) de forma orgánica a través de buscadores de internet como Google. ¿Cómo conseguimos eso? Pues a través del SEO y el SEM.


Una de las cosas más importantes en una campaña de marketing online es un correcto uso del SEO. Esto nos permitirá ser mas visibles en los buscadores, como Google, Bing o Yahoo, por citar solo algunos (Aunque nos centraremos más en Google que es la que parte el bacalao). O, lo que es lo mismo, estar en los primeros puestos de una búsqueda. Pero ¿qué es el SEO exactamente?

SEO son las siglas en inglés de Search Engine Optimization, aunque en español también se le conoce como Posicionamiento Web, y podría definirse así:

“Conjunto de acciones que nos ayudan a mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados de búsqueda de los distintos buscadores”

Aquí habría que diferenciar entre SEO y SEM que, aunque son muy parecidas no son exactamente lo mismo. Mientras que el primero es una serie de prácticas para conseguir que tu site salga en los primeros puestos de una búsqueda, el SEM son puestos comprados mediante anuncios como Google AdWords. Ya hablaremos del SEM más extensamente en otra entrada. Cuando haces una búsqueda en Google quedaría algo como en la foto de abajo. Los resultados sombreados en rojo son puestos comprados (SEM), los distinguirás porque en ellos hay una etiqueta que pone Anuncio. Los que están sombreados en azul son puestos conseguidos orgánicamente (SEO).



¿Cómo se realiza el SEO?

El SEO funciona básicamente a base de palabras clave (entre otras cosas). El truco está en seleccionar ciertas palabras relacionadas con tu negocio e incluirlas en los artículos de la web. Pero ¡Ojo! Tienen que estar bien implementadas, no vale repetir la misma palabra sin ton ni son pues Google te penalizara y tu trabajo acabará echado por tierra.

Aquí entra de lleno el marketing de contenidos. No sirve de nada un buen trabajo SEO si luego no aportas un contenido de calidad que le guste a tus lectores y cree fidelidad. Y esto es porque, a parte de las palabras claves, Google también tiene en cuenta otros factores: el número de enlaces a tu artículo o a tu site, la velocidad de carga de la web, estructura interna de enlaces… Cuanto mejor sea su contenido, más se compartirá y más posibilidades tendrás de llegar a la ansiada primera página de la búsqueda.

Más adelante escribiré una entrada en la que os daré trucos para realizar un buen SEO en vuestra página o blog. Mientras tanto, si os ha gustado la entrada, sería genial que la compartierais. ¡Un saludo!

martes, 15 de noviembre de 2016

Las cosas han cambiado de un tiempo a esta parte. Antes, un escritor era esa persona que escribía libros, los mandaba a las editoriales y, mientras esperaba a que contestaran (o no) trabajaba en un "trabajo con futuro". Hoy ya no. Hoy, gracias a los blogs, a Amazon, a la Redes Sociales, a internet en general, todo eso ha cambiado.

Ahora, un escritor puede vivir de lo que le gusta, de lo que le apasiona, puede escribir libros, publicarlos y ganar dinero con ellos para pagar sus facturas. Hoy, escribir se ha convertido en uno de los llamados "trabajos con futuro".

Sí que es cierto que no todo el mundo ha sabido verlo. Hay quien piensa que eso es una utopía, un sueño de gente con muchos pájaros en la cabeza. Pero no. Solo tenemos que mirar un poco a nuestro alrededor para darnos cuenta de que hay gente que lo ha logrado, que ha luchado por sus sueños. Y que lo ha conseguido.

Una de las personas que se ha dado cuenta de ello es Ana Gonzalez Duque. Desde pequeña quería ser escritora pero se decantó por la carrera de medicina. Y un buen día, decidió liarse la manta a la cabeza y centrarse en su sueño: escribir.

Sus blogs tienen miles de visitas, sus libros se venden como churros y ha logrado vivir de ello. Pero ¿Cómo lo ha conseguido? Ahí entra en juego su última obra: El escritor emprendedor. Un libro en el que desgrana cómo ha hecho para llegar a su objetivo y en el que nos ofrece consejos, trucos y un sinfín de información para que nosotros podamos seguir su estela.

Pero también nos avisa. No es fácil. No es cuestión de escribir un libro, subirlo a la plataforma de turno y esperar sentado a que lleguen los euros a tu cuenta corriente. Hay que trabajar, promocionar, escribir... Nada es fácil en esta vida, pero tampoco nada es imposible.

En El escritor emprendedor, Ana nos explica qué tenemos que para lograr nuestro objetivo tenemos que cambiar el chip, tenemos que pensar que podemos conseguirlo. Nos enseña a construir nuestra audiencia y nuestra Marca Personal. Incluso nos enseña a gestionar el tiempo para que podamos hacer las mil y una tareas que nos esperan si queremos ser escritores.

El escritor emprendedor es un libro que todo aspirante a escritor debe leer si quiere cumplir su sueño. A mi, personalmente, me ha ayudado mucho. De hecho, si estáis leyendo ahora este blog es gracias a él. Leer las palabras de Ana me animaron a luchar, me hicieron ver que no todo estaba perdido y que con un poco de trabajo y un mucho de ilusión se pueden cumplir los sueños.

¿Y tú? ¿Estás dispuesto a ser un escritor emprendedor?

Para comprarlo solo tienes que entrar aquí.

martes, 8 de noviembre de 2016


¡Ya está! Tenemos nuestro libro escrito. Lo ha corregido un corrector (o tú mismo si estás a dos velas), le hemos puesto una portada para morirse, la hemos subido a Amazon, Smashwrods, Itunes, Kobo y todas las tiendas virtuales que conocemos. Hemos avisado a nuestros novios, novias, hermanos, hermanas, madres, padres, cuñados, cuñadas... para que lo compren. Y ahora ha llegado el momento de descansar, sentarse en el sillón, fumarse un puro y esperar que lleguen los beneficios.

Pues ahí va la mala noticia. Ni de coña. El trabajo solo acaba de empezar. Porque puedes haber escrito el mejor libro de la historia, pero la gente tiene que saber que existe. Si no... bueno, si no lo saben no lo compran. Así de de fácil.

Entonces piensas: "¡Ah, bueno, pues abro Twitter y bombardeo! ¡Compra mi libro! Enlace. ¡El mejor libro de la historia! Enlace. ¡Con este libro os vais a cagar bien cagados! Enlace".

Pues tengo más malas noticias. Tampoco. Ni de coña también. Eso puede funcionar durante un corto periodo de tiempo, pero poco a poco, tus seguidores se hartaran de que estés dándoles por saco sin aportar nada.

Pero también sé dar buenas noticias. La buena noticia es que hay una manera de hacerlo. No es la más rápida, ni la más fácil, pero sí la más efectiva. La respuesta es un Plan de Medios Sociales.


jueves, 29 de septiembre de 2016



Buenas tardes, amigos.

Llevo unos días de intenso trabajo para separar mis dos facetas profesionales: la de escritor y la de Community Manager. De ahí que haya cambiado la dirección de este blog y la de la página de Facebook.

¿Por qué lo he hecho? ¿Por qué este cambio?

Básicamente para no mezclar públicos objetivos. Antes tenía una sola cuenta de Twitter y en ella hablaba tanto de temas de Social Media como de cosas relacionadas con los libros. Era un poco follonero. Para mi, pero sobre todo para vosotros. Perdía y ganaba seguidores constantemente y creo que era debido a eso. Había quien entraba en mi cuenta para leer cosas sobre libros y se encontraba con un tweet sobre SEO y quien lo hacía para leer sobre Community Management y se encontraba con un tweet sobre Stephen King. Separándolo todo conseguiré abarcar el nicho necesario para cada cosa y la campaña será más eficiente. Espero....

¿Cuales han sido los cambios?

A parte del evidente, que es el cambio de dirección del blog, he creado Redes Sociales para dedicarlos únicamente a Social Media (tenéis los enlaces a la derecha). También le he cambiado la dirección y el nombre a la antigua página de Facebook. Creo que ahora todo está más cohesionado.

Lo único que no he cambiado ha sido el diseño de este blog. No lo he hecho porque, aunque quiera separar mi labor literaria de mi labor de Marketing Online, ambas cosas forman parte de mi propia Marca Personal. Ese soy yo, me gustan las Redes Sociales y escribir novelas de superheroes, soy así de raro. Por eso, en la cabecera hay un enlace a La guarida de las palabras, mi blog de escritor, para el que le interese. En ese mismo blog también hay un enlace a este. Los dos blogs tienen exactamente el mismo diseño, para dar la sensación de que es un solo blog con dos secciones. De esa manera, ambas facetas estarán separadas, pero conectadas al mismo tiempo.

También he borrado todas las entradas que tenía escritas aquí. En primer lugar porque creo que no representaban al Carlos Moreno actual. Esas entradas fueron escritas hace tiempo, cuando estaba aprendiendo (ahora también sigo aprendiendo, pero sé más cosas que antes) y no estaban todo lo bien redactadas que me gustaría y no eran lo suficientemente exactas. Quiero empezar completamente de cero ¿y qué mejor manera de hacerlo que haciendo borrón y cuenta nueva?

El señor Dani Martín sabe mucho de empezar de cero

Todavía hay muchas cosas que arreglar, pero creo que esto va viento en popa. La semana que viene empezaré a escribir entradas por aquí y a publicar en las Redes Sociales. Por ahora la única que está en funcionamiento activo es la de Twitter, así que si queréis seguirme, pinchad en el botón de arriba o en el enlace anterior (lo mismo para el resto de Redes Sociales).

Bueno, pues ya está todo dicho. ¿A ver? ¿Se me queda algo en el tintero? No, creo que no. Si hay algo ya os lo comento.

¡Saludos y pasadlo bien!

Webs amigas

Con la tecnología de Blogger.

La guarida de las palabras

Posts populares